Por esto las cremas anticelulíticas no te han funcionado.

Si has probado muchas cremas anticelulíticas y no te han funcionado, no desesperes. Aquí te explicamos porqué y qué hacer para mejorar la piel de naranja. Y para saber cómo reducir la celulitis es esencial entender cómo se forma.

La piel está formada por tres capas, una encima de la otra. De más exterior a más interior, son la epidermis, la dermis y la hipodermis. La dermis descansa sobre la hipodermis y está unida a ella mediante columnas hechas de colágeno. Igual que las columnas de piedra que sostienen el techo de las construcciones romanas.

La celulitis se origina en la hipodermis y una de sus consecuencias es que los pilares sobre los que se sostiene la capa inmediata superior, la dermis, empiezan a perder elasticidad. Las columnas de colágeno son cada vez más rígidas y algunas de ellas se empiezan a contraer, estirando de la dermis hacia abajo. Esta es la causa de la apariencia de piel de naranja en la superficie de la piel.

Un problema de circulación hace que las columnas que sostienen la dermis se estiren y se contraigan, empujando la piel hacia arriba en unos puntos y estirándola hacia abajo en otros. Esto es lo que causa el aspecto de piel de naranja.

Ahora te explicamos cómo saber si una crema te va a hacer efecto o no. Los médicos clasifican la celulitis en grados. Es lo que se llama la escala de Müller.

Grado 1: No te ves hoyuelos pero si aprietas la piel, los hoyuelos aparecen.

Grado 2: Te ves hoyuelos de pie, pero no acostada.

Grado 3: Te ves hoyuelos de pie y también acostada.

Ahora que sabes cómo evaluarte el grado de celulitis te contamos lo que nadie te ha contado: solo los grados 1 y 2 se pueden mejorar con cremas. El grado 3 implica que las fibras de colágeno es decir, las columnas que sostienen la dermis, están demasiado rígidas como para que una crema pueda hacer efecto. En este caso es recomendable acudir a un profesional. Hay técnicas muy efectivas para mejorar este grado de celulitis.

Hay dos formas de mejorar el aspecto de piel de naranja.

La primera es reafirmar la dermis. Si la dermis se vuelve más dura, más firme, será más resistente a las deformaciones que sufre por el "tira" y "empuja" de las columnas que la unen a la hipodermis.

Durante la adolescencia, para observar la celulitis suele ser necesario apretar la piel. Eso es porque la dermis es tan firme que la celulitis no la puede deformar. Con el paso de los años esa firmeza va disminuyendo y entonces la piel de naranja se observa sin tener que presionar.

Reafirmando la piel conseguimos un efecto visible sobre la piel de naranja. Este es el mecanismo mediante el cual combatimos la celulitis en Endor.

En la siguiente imagen puedes ver cómo nuestra molécula es capaz de reafirmar la dermis. Es una ecografía realizada en en Centro Médico Teknon a una voluntaria después de usar Essential Anticellulite Cream durante 28 días.

La piel se ha rellenado. Y eso ha reducido la celulitis un 30%.

Reafirmando la dermis con cremas la volvemos más resistente a las deformaciones que causan el aspecto de piel de naranja.

La segunda forma es trabajando sobre el problema vascular de fondo. La hipodermis es inaccesible para las cremas. Hay que llegar a ella desde el interior y la forma más efectiva de hacerlo es mediante hábitos saludables.

Una dieta sana y equilibrada, rica en alimentos frescos, verduras, frutas y cereales integrales ayuda a mejorar la circulación. Lo mismo que evitar los alimentos grasos, la carne roja y hábitos completamente nocivos como el tabaco.

Otro elemento esencial para mantener una buena circulación es el ejercicio físico y evitar un estilo de vida sendetario en exceso.

La conclusión es que un estilo de vida saludable durante todo el año, no solo cuando se acerca el buen tiempo, el uso de una crema anticelulítica capaz de reafirmar la dermis usada regularmente, y siempre que tu grado de celulitis sea 1 o 2, pueden obrar un cambio espectacular en meses.

Essential Anticellulite Cream

Endor Technologies

Essential Anticellulite Cream

55,00 € €55.00
Mejora el aspecto de la piel de naranja reafirmando la piel.