Cómo evitar el envejecimiento solar (y no es solo usar protección)

La radiación UV del sol daña lo más preciado de tu piel: el ADN de tus células. Y como ya debes saber, la piel tiene memoria. Los daños que sufre hoy, se convertirán en flacidez y arrugas en unos meses. Y entonces serán mucho más difíciles de revertir.

El sol envejece la piel más que la edad. Todo un año de tratamiento y cuidado puede irse al traste si en Verano no cuidamos la piel de lo que más la hace envejecer.

El sol daña las células, deshidrata e inflama. Muchos de estos daños se pueden reparar. Y es mucho más fácil hacerlo cuando se acaban de producir que cuando ya se han convertido en signos visibles como arrugas o manchas.

Los daños por el sol se acaban transformando en arrugas, flacidez y manchas. Es mucho más fácil reparar dichos daños cuando se producen que luego revertir sus efectos.

Una rutina regeneradora como pre y post tratamiento del sol va a reparar el daño que la radiación UV provoca en tu piel antes de que éste se convierta en signos visibles de envejecimiento facial.

En esta imagen de la piel vista con luz ultravioleta se observan lesiones que de no tratarse, en unas semanas se convertirán en manchas.

Tan importante como lo que haces cuando estás tomando el sol, es lo que haces en casa, antes de salir por la mañana y al acostarte por la noche.


PD:

La luz del sol daña pero también es esencial para la síntesis de vitaminas por lo que una pantalla total no es recomendable a no ser que tu dermatólogo te la prescriba.

La mejor forma de tomar el sol es utilizar factores medios, entre 30 y 50. Y cada media hora limpiar la piel y aplicar crema de nuevo.

Un agua micelar en la bolsa de la playa para limpiar la piel y tu crema con FPS 30-50 son la mejor recomendación para proteger tu piel mientras tomas el sol.

DUO Extreme Regenerator

Endor Technologies

DUO Extreme Regenerator

134,10 € 149,00 €
Rutina facial regeneradora para reparar los daños producidos por el sol y prevenir el foto envejecimiento.